Shortcut Navigation:

Apoya coalición californiana una vía a la ciudadanía y esfuerzo por mantener a familias unidas

25/1/2013
LA Immigration Rally

Por Luis Santoyo

Christian Torres, un mexicano residente de Los Ángeles, ve el futuro con mucho optimismo. 

"Hay más oportunidades para construir un futuro estable en este país", aseveró el trabajador. "Quiero empezar una familia, y quiero que mi familia tenga lo que no tuve en México".

Pero Torres ha tenido que luchar por un mejor futuro. Trabajó como cocinero en la cafetería de Pomona College por más de seis años hasta que él y 16 de sus compañeros de trabajo fueron despedidos después de que esta universidad les pidiera volver a verificar su elegibilidad de empleo, justo cuando lideraban una campaña de organización sindical. A pesar de esto, Torres continúa apoyando la lucha por mejores condiciones laborales.

Torres y su hermano llegaron a Estados Unidos de adolescentes para reunirse con sus padres, quienes en ese entonces —hace 11 años— ya se encontraban en Estados Unidos. Hoy en día, Christian también se encuentra apoyando otra causa: la creación de un proceso migratorio justo.

Junto con una diversa coalición de familias, defensores de los derechos del migrante, sindicatos, religiosos, negociantes, estudiantes y líderes electos, Torres envió un mensaje claro el viernes pasado sobre el papel protagónico de California en crear un proceso migratorio que incluya la vía a la ciudadanía.

María Elena Durazo, la secretaría-tesorera de la Federación Laboral del Condado de Los Ángeles, también se unió al llamado a crear un proceso migratorio con sentido común, un llamado que además incluye a miembros de la Campaña CLEAN Carwash, grupos californianos de “soñadores” (Dreamers), el sindicato de pintores e industrias asociadas (IUPAT, por sus siglas en inglés), el sindicato de obreros (LIUNA), la Red Nacional de Organización de Jornaleros (NDLON), el sindicato de trabajadores del acero (USW), el sindicato UNITE HERE y muchos más.

Declaró Durazo:

Hacemos un llamado a nuestros funcionarios electos a que se aseguren que cualquier reforma migratoria aprobada incluya la opción a la ciudadanía, y no sólo la opción a un estatus temporal. Muchos políticos ahora hablan de la "legalización", pero lo que quieren decir es “protecciones temporales para un pequeño grupo”; no se refieren a la opción a la ciudadanía para aquellos que han estado aquí y ya se han ganado la oportunidad de realizar el sueño americano. La reforma migratoria debería permitir a aquellas personas aspirantes a ciudadanos la posibilidad de alcanzar ese sueño, y no hacer tan punitiva y costosa la ruta de acceso a la ciudadanía que resulte fuera de su alcance. Y esto debe incluir a todos los que han hecho de este país su hogar a través de su arduo y honesto trabajo, es decir, personas como jornaleros, trabajadores domésticos, taxistas y trabajadores de lavado de coches.

Online Community

Join Us Online