Shortcut Navigation:

¡Llegó la hora!: Unidos todo se puede

19/3/2013
Workers in Orange County Rally for Immigration Reform

Por Victor Sánchez/ Coordinador en el Departamento de Campañas de la AFL-CIO

Hace unas pocas semanas me encontraba junto a 240 personas que se reunieron en un local sindical de Seattle para apoyar una reforma migratoria con una vía a la ciudadanía. Fue entonces que, inspirado en esta energía colectiva y única, comencé a reflexionar sobre mi experiencia como uno de los coordinadores de la campaña  nacional para apoyar una reforma migratoria que está realizando la AFL-CIO. Me di cuenta que ahora es el momento clave en esta lucha para alcanzar justicia para todas las familias que aspiran a ser ciudadanos estadounidense. Que ahora sí vamos a ganar.

La gente presente y su pasión me transportaron al 2006, año cuando me encontraba en mi último año de secundaria en Los Ángeles, Calif. Pensé que el pulso de la gente era similar  al que sentía en esos momentos en Seattle. ¡Hoy Marchamos, Mañana Votamos! gritaba la comunidad. ¡Escucha, escucha, estamos en la lucha! cantaban los vecinos. Marchar por las calles no solo significó una de mis primeras experiencias políticas sino también el momento en que finalmente pude asumir la historia de mis padres como inmigrantes a este país, identificándome con los millones de personas cuyas historias personales se asemejaban a la mía y a la de mi familia.

Para mí, es un verdadero privilegio poder trabajar y continuar en esta lucha que nuestra comunidad comenzó hace años. Hemos llegado a un punto donde, gracias a nuestra participación  en las elecciones presidenciales este noviembre pasado, podemos decir con confianza que ¡llegó la hora!

Ser parte de la organización de eventos de la AFL-CIO en ciudades como Atlanta, Denver, Portland, Anaheim y San Francisco, me ha dado más fuerzas para seguir luchando por una reforma migratoria justa y funcional para nuestras familias. A pesar de encontrarnos a siete años de las manifestaciones en Los Ángeles, hoy en día seguimos adelante a través de la nación con energía, pasión, y el enfoque en la igualdad y los derechos del migrante.

Esta energía y búsqueda por una reforma justa continuará mientras sigamos participando en eventos o foros educativos, y en marchas o juntas legislativas. Las semanas entrantes nos darán la oportunidad de subrayar la importancia de la reforma ante miembros del Congreso cuando  regresen de su descanso a finales de marzo y principios de abril.

Este momento nunca se repetirá. Tenemos la oportunidad de cambiar a esta nación, de incluir nuestras historias en la historia estadounidense, pero todo depende de nosotros. No podemos detenernos aquí y es nuestro deber seguir avanzando. Lo más importante es organizarnos, unirnos, hablar y actuar. Hay que mantener los ojos bien abiertos y caminar hacia la justicia. Juntos, como comunidad migrante, unidos con la AFL-CIO, todo se puede.

Online Community

Join Us Online