Shortcut Navigation:

Nuestras Alianzas

Immigration rally

El movimiento sindical trabaja para mejorar la vida de todas las personas que trabajan, no sólo de aquéllos que cuentan con los beneficios que trae la afiliación a un sindicato. De hecho, la AFL-CIO ha formado alianzas con grupos de trabajadores que no tienen el derecho legal de negociar colectivamente. Algunos de ellos, como los conductores de taxis, han sido descalificados como contratistas independientes. Otros, incluidos los trabajadores domésticos y jornaleros, han sido excluidos de la cobertura de las leyes laborales de los Estados Unidos. Todos los trabajadores merecen un trato justo, respeto y tener una voz en su empleo, independientemente de su clasificación por parte de los empleadores o de su consideración en la ley laboral.

En 2006, la AFL-CIO comenzó a formalizar su relación con el floreciente movimiento del centro de trabajadores —tanto a nivel local como internacional— de diferentes formas. Dicho año el Comité Ejecutivo de la Federación adoptó una declaración (inglés) por la cual se permite a los centros de trabajadores afiliarse formalmente a federaciones laborales estatales, concilios laborales locales y Working America (inglés). Al mismo tiempo, la AFL-CIO entró en una alianza histórica (inglés) con la Organización Nacional de Jornaleros (NDLON), según la cual ambas organizaciones se comprometen a trabajar juntas por el cumplimiento local y estatal de los derechos, el desarrollo de nuevas medidas de protección en áreas que incluyen el salario y las leyes horarias, regulaciones de salud y seguridad, derechos de los inmigrantes y clasificación equivocada de empleados, así como también la reforma migratoria comprensiva. En 2011, la AFL-CIO formó acuerdos similares (inglés) con otras dos redes de centros de trabajadores: la Alianza Nacional de Trabajadores Domésticos (con la cual se formalizó la tarea que condujo a adoptar la Convención de la OIT sobre los estándares laborales de los trabajadores domésticos) y la Alianza Nacional de Trabajadores Extranjeros.

La AFL-CIO siguió trabajando con centros individuales, tanto en los Estados Unidos como en México, para organizar campañas, iniciativas de política y esfuerzos legislativos y otros esfuerzos conjuntos.  Una iniciativa particularmente transformadora de la comunidad laboral fue la organización de la campaña de los Lavadores de Automóviles de Los Ángeles, actualmente en curso. Y en septiembre de 2011 la Alianza Nacional de Taxistas (el primer centro de trabajadores formalmente afiliado a un cuerpo local de la AFL-CIO) se convirtió en la primera organización de trabajadores no tradicionales afiliada formalmente con la AFL-CIO Nacional en más de seis décadas.

Noticias relacionadas

La posición de la AFL-CIO acerca de los centros de trabajadores

Declaraciones y resoluciones:

Join Us Online